Autor: admin

Excesos alimenticios en Navidad

Llegan las Navidades y con ellas las celebraciones, lo que se traduce en un exceso de comida, alcohol, azúcares y grasas. Pero comer y beber en grandes cantidades no solo se refleja en un aumento de kilos, también afecta al estado y a la salud de nuestra piel.

El exceso de alcohol provoca la deshidratación de la piel, efecto que se duplica con la calefacción y las temperaturas frías. Además, añade que esta sustancia dilata los capilares faciales produciendo la aparición de rojeces y empeorando los cuadros de rosácea.


En cuanto a la alimentación, hay que tener en cuenta que somos lo que comemos. Las comidas copiosas ricas en grasas y los dulces afectan al proceso de digestión y consecuentemente a la piel.

El exceso de azúcares desencadena el proceso de glicación, provocando un daño sobre las fibras elásticas y el colágeno, que, aunque no se puede percibir en pocos días, sí se va sumando al proceso de envejecimiento de la piel, produciendo falta de tersura y flaccidez. Además, el azúcar provoca inflamación a nivel de la piel, esto hace que se acumulen líquidos, por ejemplo, en la zona del contorno de ojos, dando lugar a bolsas y ojeras.

Con el fin de prevenir, lo mejor es controlar los excesos limitando el consumo de alcohol, grasas y dulces, pero sin tener que renunciar a ellos. Se recomienda compensar los días de excesos con frutas y verduras, caldos depurativos, infusiones y zumos naturales ricos en vitamina C, aumentando la ingesta de agua a unos 2 litros diarios.

Una buena manera de ayudar a esta rutina es la utilización de complementos alimenticios ricos en antioxidantes (vitamina C, E, flavonoides como el resveratrol…), minerales (magnesio, cobre, zinc, entre otros) y ácidos grasos esenciales (omega-3, omega-6 y omega-9).

@NaturaliSenses, incita tus emociones.

¿Cómo afectan los excesos navideños en la piel?

Llegan las Navidades y con ellas las celebraciones, lo que se traduce en un exceso de comida, alcohol, azúcares y grasas. Pero comer y beber en grandes cantidades no solo se refleja en un aumento de kilos, también afecta al estado y a la salud de nuestra piel.

Existen también otros factores como el estrés, la falta de sueño y el frío que contribuyen a que el cutis se altere con más facilidad.

Consejos para mantener la piel sana en Navidad

1.Beber agua

Más allá de intentar moderarse todo lo posible con las cantidades de comida, es importante beber abundante agua (mínimo 1,5 o 2 litros al día).

2.Vegetales

Incorpora en tus comidas la ingesta de vegetales verdes. Un buen truco es recurrir a caldos depurativos, bebidas detox, infusiones o tés para conseguir un efecto antiinflamatorio y descongestivo. Los jugos ricos en Vitamina C también nos ayudarán a contrarrestar los efectos del alcohol.

3.Remedios descongestionantes

Si descansas poco y al levantarte tienes los ojos hinchados, con bolsas y ojeras, conviene aplicar un remedio descongestionante. Puedes aplicar rodajas de papas o pepino, unas compresas de agua fría durante 5-10 minutos, o unos parches
descongestionantes.

4.Cosméticos con principios activos

Elige fórmulas con principios activos aliados para la piel. El ácido retinoico tiene propiedades antioxidantes contra el envejecimiento, estimula la producción de fibras de colágeno y elastina para una piel tersa y firme, y tiene función despigmentante y regeneradora que ayuda a atenuar las manchas. El ácido hialurónico tiene una potente acción hidratante y propiedades regenerativas que estimulan el mecanismo de producción de colágeno. El ácido glicólico es un principio activo que ayuda a acelerar el proceso de exfoliación de la piel y a retirar las células muertas, mejorando las imperfecciones cutáneas y proporcionando a la piel un aspecto radiante.

5.Tratamientos

Si descansas poco y al levantarte tienes los ojos hinchados, con bolsas y ojeras, conviene aplicar

Para resultados más profundos, hay tratamientos que actúan sobre la capa intermedia de la piel, la dermis, como pueden ser: la revitalización cutánea, con la que mejorar la calidad y apariencia de la piel, recuperar la hidratación y luminosidad, y prevenir y tratar el envejecimiento de forma más efectiva e inmediata; la mesoterapia con ácido hialurónico para una mejoría de la piel desde la primera sesión; o los tratamientos con luz pulsada o radiofrecuencia médica multipolar, con un efecto «flash» que los convierte en tratamientos perfectos para antes de un evento especial.

En tiempo de frío es tiempo de cuidarte

Autocuidado es la palabra clave de cualquier estación. Seguimos con los consejos para la época de temperaturas bajas y clima seco. Estas son las características más evidentes de la época más fría del año y, a lo largo de las semanas, requieren cuidados para el cuerpo y la mente. Entonces, para mantenerte saludable, física y emocionalmente, incorpora más productos hidratantes en tu rutina y rituales de autoconocimiento para reconocer y manejar tus emociones.

A continuación, te presentamos consejos para cuidar de cada parte del cuerpo y aprovechar los pequeños cambios que llegan con la estación, con nuevos aromas y sensaciones.

Baño con protección

Las temperaturas más bajas, típicas de la estación, nos hacen abusar de los baños calientes. Sin embargo, por más relajante que sea, es bueno evitar el agua muy caliente, que favorece la resequedad de la piel.

Lavado correcto del cabello

Durante los meses de frío, además de seguir con los cuidados del cabello, que debe lavarse correctamente, es necesario vigilar la hidratación. Si el agua caliente no es ideal para la piel, lo mismo aplica al cabello. Las altas temperaturas dañan la fibra y, por lo tanto, afectan la salud del cabello. Si no puedes mantener la ducha más fría durante el baño, intenta al menos al final del lavado.

Recuerda secar el cabello suavemente con la toalla para evitar daños. Al momento de terminar, es mejor usar el secador a dejar los mechones de cabello húmedos o mojados antes de dormir, para no contribuir a la proliferación de hongos y bacterias, pero no sin antes aplicar una crema protectora para peinar.

Hidratación profunda

Al culminar el baño, aprovecha para conectarte con tu cuerpo, masajeándolo suavemente. En este momento, prueba productos que te ayudarán a relajarte mientras humectan tu piel, que puede sufrir en esta época del año con un clima más seco.

Manos revitalizadas

El contacto constante con agua caliente y las bajas temperaturas también favorecen la resequedad de las manos, que están más expuestas que el resto del cuerpo. Así que siempre ten cerca un humectante específico y úsalo durante todo el día.

Cuidados faciales

El rostro es una de las regiones más sensibles del cuerpo y puede sufrir cambios con la temperatura o el aire seco. Mantener la piel hidratada y protegida es el secreto para evitar molestias y mantener el nivel de hidratación natural. Para esto, sigue tu ritual de cuidado diario, desde la limpieza por la mañana hasta la hidratación por la noche, pasando por la protección solar, esencial en todas las estaciones para evitar posibles daños causados por la exposición y la luz emitida por las pantallas.

Mente sana

Después del baño y los rituales de autocuidado, disfruta y reserva unos minutos más para la mente.

En Naturalis Senses te invitamos a realizar las actividades que más te gusta, desde prolongar el cuidado del cuerpo, continuar leyendo ese libro increíble, escuchar música o meditar.

Cuidados de tu piel en la época de frío

Llegó la época más fría del año, y debemos también proteger la piel de climas más extremos. La piel en invierno, al igual que en verano, se encuentra expuesta a las inclemencias climatológicas, siendo las zonas más sensibles al frio; las mejillas, los labios, el cuello, el escote y las manos.

Por todo ello, es importante tener en cuenta una serie de consejos:

Hidrata a diario y varias veces al día la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis (dermatitis atópica, psoriasis…).

Evita lavar excesivamente las manos.
Las dermatitis de desgaste que afectan al dorso de manos son un motivo frecuente de consulta en esta época del año, especialmente en personas que por razones laborales se las lavan de forma repetida, para evitarlo se debe promover el uso de guantes, la hidratación y las cremas con efecto barrera.

Evita productos agresivos para el lavado de las manos, cara y cuerpo.
Usa productos suaves y testados dermatológicamente.

Evita ducharse con agua muy caliente o fría. Usa agua tibia y evita ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel.

Hidrata los labios y protegerlos de la luz ultravioleta. Los labios sufren mucho en invierno, más aún si se tiene alguna alteración de base.

No olvides las gafas de sol y la protección solar diaria también en invierno, especialmente en zonas donde haya nieve, ya que ésta refleja el 80% de la radiación solar.

Usa guantes y prendas de abrigo.
Especialmente si eres sensible al frío y si tus dedos de los manos se tornan en color blanco, azulado y rojo por el frío.

Evita, en lo posible, los cambios bruscos de temperatura (paso del ambiente frío del exterior al ambientecaldeado del interior de los locales y
las casas), ya que esto aumenta la posibilidad de aparición de capilares dilatados (telangiectasias o arañas vasculares) en la cara (especialmente mejilla

Cuida tu alimentación. Aumentar el consumo de vitamina C y antioxidantes. No olvides beber entre 1,5-2 litros de agua al día.

Evita el tabaco y el alcohol, ya que repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando radicales libres. Además, el alcohol empeora la dilatación capilar facial.

Y ahora, te invito a plantearnos aquellas dudas que puedan haberte surgido en la zona de comentarios

Consejos para el cuidado de tus labios

¿Cuántas veces al día aplicas bálsamo, cacao o vaselina en tus labios? ¿Sabes cuándo deberías aplicar para el cuidado de tus labios?

Aquí te presentamos 8 consejos que te ayudarán a tener unos labios más sanos.

Bálsamo mejor que vaselina

La vaselina tiene muchas bondades, pero no es la mejor opción para cuidar tus labios. La vaselina crea una película que evita que pierdas el agua del cuerpo, pero no deja que pasen los principios activos. Es decir, hidrata formando una película protectora más o menos impermeable sobre los labios.

De ahí que la mejor opción sea usar bálsamos labiales, capaces de regenerar la piel por la presencia de principios activos nutritivos.

Por la noche

De la misma manera que aplicas una crema de noche en tu rostro tienes que aplicar un buen bálsamo en los labios. Justo en ese mismo momento. Por la noche los tratamientos son más efectivos porque los dejamos reposar sin la interrupción de agentes externos.

A modo de mascarilla

Si notas tus labios excesivamente deshidratados, debes maximizar el consejo anterior. ¿Cómo? Aplicando un producto específico para labios en capa gruesa en forma de mascarilla. También puedes utilizar una mascarilla hidratante facial que contenga ácido hialurónico.

Evita las glicerinas y las parafinas

El hecho de que un tratamiento labial puede generar cierto efecto rebote está ligado a la composición del producto y al porcentaje de glicerinas y parafinas que contenga. A mayor cantidad de estos ingredientes, mayor capa protectora se produce sobre los labios y, por tanto, la hidratación que aparentemente se guarda no sería real y se produciría un mayor efecto rebote, dejando nuestra piel de los labios seca y desprotegida.

Cuidado con el truco del cepillo de dientes

¿Cuántas veces te han dicho que uses un cepillo de dientes para exfoliarte los labios? Pues debes saber que no es la mejor opción ya que, puede ser un gesto demasiado agresivo para una zona tan sensible como la mucosa labial.

Y si tu bálsamo tiene muy buen sabor

Aunque sea valor añadido a tu bálsamo, eso puede hacerte cometer un error que puede pasar factura a la hidratación de tus labios: que tiendas a humedecerlos con tu saliva más de la cuenta, un gesto que los resecaría en exceso por el efecto de la saliva.

¿Cuántas veces al día puedo aplicar el bálsamo?

Aunque quieras aplicar tu tratamiento hidratante cada media hora, la realidad es que no es necesario hacerlo tan frecuentemente. Si los labios están muy estropeados y agrietados es recomendable renovar la aplicación del bálsamo cada 3-4 horas. Si, por el contrario, tenemos unos labios sanos, con dos aplicaciones diarias, por la mañana y por la noche, sería suficiente

¿Y cuál elijo?

A la hora de elegir el bálsamo labial que funciona, es importante que mires su composición y tengas en cuenta lo que los principios activos más eficaces en estos productos son el árnica, la caléndula, el aloe vera y el aceite de oliva.

Errores que cometemos al lavarnos el rostro

Las impurezas en nuestro rostro pueden causar irritación y obstruir los poros. Por eso, lavar nuestra cara es un paso fundamental que aunque parezca muy sencillo (que sí lo es), tiene algunas particularidades que debemos tomar en
cuenta para no añadir daños.

Aquí te comentamos algunos errores comunes que suelen ocurrir a la hora de lavarnos la cara y que si se evitan, te permitirán tener una barrera de la piel más fortalecida.

Olvidarse que hay que desmaquillarse
cada noche

Si no te desmaquillas el rostro y ojos tu piel
sufre, favoreces que te salgan granitos o se
te irrite la piel. Muchas irritaciones de hoy en
la zona de los ojos o la cara provienen de no
haberse desmaquillado al irse a dormir.
Quitarte el maquillaje lo puedes hacer en
pocos minutos, no quitártelo por pereza
estropea tu piel.

Lavarse la cara con agua caliente

Usar agua caliente o muy caliente puede favorecer que aparezcan pequeñas venitas y además el calor tiende a secar la piel. Sea la estación que sea, mejor agua fría o en todo caso tibia, no uses agua caliente para lavarte la cara.

Lavarte la cara más de 3/4 veces al día

La limpieza es buena pero un exceso puede llevar a que el manto lipídico de la piel se dañe y la piel se estropee. El manto lipídico
está formado por sustancias grasas que le
dan a la piel mayor flexibilidad. Hablamos de
lavarse mucho la cara durante un tiempo
continuado, si te lavas la cara 5 veces un día
no pasa nada, ni dos. Si lo haces durante
meses la piel de la cara se puede estropear.

Creer que no necesitas exfoliarte la piel

Exfoliar la piel una o dos veces a la semana es importante para mantenerla saludable. A medida que cumplimos años nuestras propias enzimas no son tan eficaces para exfoliar la piel. Por esto con los años la piel luce más apagada y áspera. Usar un exfoliante suave una o dos veces a la semana por la noche es lo ideal.

No hidratarte la cara después del lavado

Después de lavarnos la cara, aplicar crema hidratante, o unas gotitas de aceite para bebés es importante para que la piel retenga más humedad, protege la piel evita que se reseque.

Siempre después de lavarte la cara hidrátala.

Abusar de las “toallitas faciales”

Úsalas solo en caso de apuro cuando necesite una limpieza rápida, pero mejor no las uses de forma cotidiana. No limpian a fondo a pesar de que te lo parezca dejan restos en la piel.

Secarse demasiado fuerte

Secarse la cara también es una actividad que requiere una atención especial. Tienes que hacerlo con pequeños “toquecitos” y no frotar como de hecho hacen prácticamente todas las personas. Solo de esta forma no se deshidratará la piel y no pierde elasticidad. De este modo una
vez te hayas lavado la cara, debes coger una toalla que esté limpia y apretar suavemente sobre la cara, primero la frente, los pómulos, la boca, la nariz y la barbilla.

Te invitamos a que nos sigas a través de nuestras redes sociales y compartas con nosotros tus opiniones y experiencias.


¡Naturalis Senses incita tus emociones!

Sensibilización del Cáncer de Mama

Octubre: Mes Rosa.
Sensibilización del Cáncer de Mama

El Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama o Mes Rosa, es desde 1983 una valiosa oportunidad para difundir de forma masiva –a solicitud de la Organización Mundial de Salud– mensajes que contribuyan a llamar la atención sobre el tema y acerca de la importancia de la detección precoz, el tratamiento y cuidados paliativos.

El cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. La incidencia del cáncer de mama está aumentando en el mundo en desarrollo debido a la mayor esperanza de vida, el aumento de la urbanización y la adopción de modos de vida occidentales.

Las estrategias de prevención están orientadas a reducir en cierta medida el riesgo, pues ya se sabe que no se puede eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama que se presentan en los países de ingresos bajos y medios, pues el diagnóstico se hace en fases muy avanzadas.

La detección temprana con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia de esos casos sigue siendo la piedra angular del control del cáncer de mama.

Consejos para ayudar a la prevención del cáncer de mama

Realízate autoexámenes mensuales de los
senos. Esta es su oportunidad de tomar un
papel activo en la salud y prevención de sus
senos.

Las mamografías regulares. Esto es
especialmente importante para las que tienen
uno o más factores de riesgo y para las que
tienen más de una cierta edad.

Usa un sostén que te quede bien. Usa un
sostén deportivo para hacer ejercicio y
asegúrate de que te lo midas adecuadamente
para que se ajuste mejor a cualquier sostén.

Mantén un peso seguro y evita la obesidad.

Recuerda hacer ejercicio regularmente.

Una buena alimentación es esencial. Reduce la
ingesta de grasa y comer frutas, verduras y
otros alimentos ricos en fibra, así como
reduce la ingesta de alcohol al mínimo.

Y siempre recuerda ¡Dile NO al cigarro!

Las fragancias y los tipos de PH de la Piel

La fragancia es un flechazo, porque la primera sensación es la que cuenta.

Los aromas son completamente una experiencia sensorial y, muchas veces pueden ser un factor decisivo al momento de elegir nuestros productos cosméticos. Muchos de los aromas entre los que podemos escoger y combinar son: cítricos, florales o frutales. ¿Tú cuál eliges?


Las fragancias comunican las necesidades emocionales e ideas como limpieza, frescura y suavidad, así como aliviar el estrés y crear bienestar.


Uno de los aspectos que más se debe atender antes de seleccionar una fragancia concreta es, sin duda, el pH de la piel de quien vaya a aplicarse con frecuencia ese producto. El grado de pH es fundamental para mantener en perfecto estado la piel de quien vaya a aplicarse ese producto; no solo se mantendrá el cuidado de la piel, sino que se aprovechará más las propiedades con las que cuenta la fragancia en concreto.

Piel ácida


Este tipo de piel suele estar seca y enrojecida, por lo que tiende a modificar las notas olfativas de las fragancias, aportando mayor intensidad, por lo que se aconseja para las personas con este tipo de piel un perfume ligero, como aquellos frutales.

Piel alcalina

Con un pH superior, en este tipo de piel, en la que hay mayor concentración de hidrógeno, el aroma se fija con más facilidad. Las fragancias destinadas a esta piel son leves y sutiles, de carácter tenue como florales, para que se perciban mejor en distancias cortas.

Piel neutra


Se trata de la graduación intermedia entre las anteriores clases de piel según su nivel de pH. En este caso tendrá la certeza de que cualquier fragancia puede ser idónea para
las personas con este tipo de piel, como fragancias cítricas, florales, etc.
Síguenos en nuestras redes sociales
@NaturaliSenses.
¡Naturalis Senses incita tus mociones!

Mitos y verdades sobre el cuidado de la piel

Mitos y verdades sobre el cuidado de la piel

Hoy en día existe mucha información sobre el cuidado de la piel, con lo cual podemos comenzar a dudar sobre tantas rutinas de belleza. Las dudas frecuentes con las que nos topamos a diario pueden ser contraproducente si no tenemos claro qué es cierto, qué es verdad y qué es un mito. Te presentamos 6 mitos y verdades más comunes sobre el cuidado de la piel para que no te dejes engañar y lleves con tranquilidad tu rutina.

Debo lavarme la cara por la mañana y por la noche sí o sí

Es realidad

Cuando te lavas la cara al levantarte, eliminas todos los excesos de grasa y sudor acumulados durante la noche. Utiliza un limpiador a base de aceite y otro, de agua para realizar una limpieza completa. Debes cuidar de realizarlo de manera excesiva porque puede ser contraproducente y producir exceso de grasa.


Tip: En las mañanas, puedes usar un limpiador
en agua menos agresivo que el que usas por las
noches.

El protector solar solo es necesario si estoy fuera de casa

Es mito

Ya sabemos que el uso del protector solar es una regla. Lo que quizás no sabías es que los rayos UVA atraviesan la ropa y las ventanas, lo cual puede afectar tu piel así estés dentro de casa. Si estás dentro de casa con exposición a una ventana, necesitarás aplicar protección solar.

Los productos que compro para mi piel, los elijo según mi edad

Es falso

El cuidado de la piel no tiene edad. Los productos para la piel se aplican según el estado de tu piel y lo que quieres lograr, puedes ser muy joven pero tener la piel muy envejecida y dañada por el sol y otros factores, por lo tanto, necesitarás aplicar productos anti-edad.

Los productos hipoalergénicos son más gentiles con la piel

Es falso

Ser hipoalergénico solo significa que existe menos probabilidad de que cause alguna reacción, sin embargo puede causar irritación. Lo mismo cuando dice “testado dermatológicamente”, no aseguras que el producto vaya a ser bueno para tu piel.

Entre más alto el SPF, mejor el protector solar

Es falso.

Está comprobado que, mientras el SPF 30 protege hasta un 97% de los rayos UV, el SPF50 protege el 98%. El SPF solo te indica cuánto tiempo aguantará tu piel antes de ponerse roja.
Sin embargo, los expertos recomiendan aplicar protector solar, indistintamente de su SPF, cada dos horas.

Si tienes piel grasa o acné no debes usar aceites.

Es falso.

Las pieles grasas y con acné muchas veces tienen deficiencia de ácidos grasos, lo importante es saber escoger cuáles son los aceites ideales para ti.

¿Qué tan seguido debo?…

Para el cuidado de tu piel durante todo el año, es importante tomarte un tiempo y tener un recordatorio de las actividades que te ayudarán a mantener una piel radiante y bien cuidada.

Cuidados diarios

Recuerda el uso diario de protector solar.

Usa limpiadores adecuados a tu tipo de piel.

Siempre usar hidratante para tu piel y mantener la piel
hidratada tomando agua.

Puede usar serum para mejorar la condición de tu piel, calmar la piel irritada y dañada, disminuir la aparición de imperfecciones y reducir el tamaño de los poros para una tez suave.

Cuidados semanales

Usa semanalmente una mascarilla facial para ayudar a
la hidratación de tu rostro.

Para mantener la higiene a la hora de maquillarte, semanalmente debes limpiar todas las brochas de maquillaje

Cuidados mensuales

Una vez al mes puedes hacerte tratamientos o faciales, para limpieza de poros y así tener una piel radiante.

Todos los productos que utilizas para el beneficio de una buena piel tienen fechas de vencimiento. Mensualmente
debes verificar que ninguno de estos productos estén vencidos.

Cuidados anuales

Cada año debes revisar el avance de tu piel y si los tratamientos y cuidados que estás haciendo están
realmente ayudado a mantener tu piel sana, reluciente e hidratada. Si es necesario, puedes cambiar de productos de acuerdo a tu tipo de piel. No podemos ir en contra del envejecimiento de nuestra piel, pero si podemos ayudar a mantenerla sana

Contacto

Síguenos:

© 2021 Naturalis Senses