Las fragancias y los tipos de PH de la Piel

La fragancia es un flechazo, porque la primera sensación es la que cuenta.

Los aromas son completamente una experiencia sensorial y, muchas veces pueden ser un factor decisivo al momento de elegir nuestros productos cosméticos. Muchos de los aromas entre los que podemos escoger y combinar son: cítricos, florales o frutales. ¿Tú cuál eliges?


Las fragancias comunican las necesidades emocionales e ideas como limpieza, frescura y suavidad, así como aliviar el estrés y crear bienestar.


Uno de los aspectos que más se debe atender antes de seleccionar una fragancia concreta es, sin duda, el pH de la piel de quien vaya a aplicarse con frecuencia ese producto. El grado de pH es fundamental para mantener en perfecto estado la piel de quien vaya a aplicarse ese producto; no solo se mantendrá el cuidado de la piel, sino que se aprovechará más las propiedades con las que cuenta la fragancia en concreto.

Piel ácida


Este tipo de piel suele estar seca y enrojecida, por lo que tiende a modificar las notas olfativas de las fragancias, aportando mayor intensidad, por lo que se aconseja para las personas con este tipo de piel un perfume ligero, como aquellos frutales.

Piel alcalina

Con un pH superior, en este tipo de piel, en la que hay mayor concentración de hidrógeno, el aroma se fija con más facilidad. Las fragancias destinadas a esta piel son leves y sutiles, de carácter tenue como florales, para que se perciban mejor en distancias cortas.

Piel neutra


Se trata de la graduación intermedia entre las anteriores clases de piel según su nivel de pH. En este caso tendrá la certeza de que cualquier fragancia puede ser idónea para
las personas con este tipo de piel, como fragancias cítricas, florales, etc.
Síguenos en nuestras redes sociales
@NaturaliSenses.
¡Naturalis Senses incita tus mociones!

Contacto

Síguenos:

© 2021 Naturalis Senses