En tiempo de frío es tiempo de cuidarte

Autocuidado es la palabra clave de cualquier estación. Seguimos con los consejos para la época de temperaturas bajas y clima seco. Estas son las características más evidentes de la época más fría del año y, a lo largo de las semanas, requieren cuidados para el cuerpo y la mente. Entonces, para mantenerte saludable, física y emocionalmente, incorpora más productos hidratantes en tu rutina y rituales de autoconocimiento para reconocer y manejar tus emociones.

A continuación, te presentamos consejos para cuidar de cada parte del cuerpo y aprovechar los pequeños cambios que llegan con la estación, con nuevos aromas y sensaciones.

Baño con protección

Las temperaturas más bajas, típicas de la estación, nos hacen abusar de los baños calientes. Sin embargo, por más relajante que sea, es bueno evitar el agua muy caliente, que favorece la resequedad de la piel.

Lavado correcto del cabello

Durante los meses de frío, además de seguir con los cuidados del cabello, que debe lavarse correctamente, es necesario vigilar la hidratación. Si el agua caliente no es ideal para la piel, lo mismo aplica al cabello. Las altas temperaturas dañan la fibra y, por lo tanto, afectan la salud del cabello. Si no puedes mantener la ducha más fría durante el baño, intenta al menos al final del lavado.

Recuerda secar el cabello suavemente con la toalla para evitar daños. Al momento de terminar, es mejor usar el secador a dejar los mechones de cabello húmedos o mojados antes de dormir, para no contribuir a la proliferación de hongos y bacterias, pero no sin antes aplicar una crema protectora para peinar.

Hidratación profunda

Al culminar el baño, aprovecha para conectarte con tu cuerpo, masajeándolo suavemente. En este momento, prueba productos que te ayudarán a relajarte mientras humectan tu piel, que puede sufrir en esta época del año con un clima más seco.

Manos revitalizadas

El contacto constante con agua caliente y las bajas temperaturas también favorecen la resequedad de las manos, que están más expuestas que el resto del cuerpo. Así que siempre ten cerca un humectante específico y úsalo durante todo el día.

Cuidados faciales

El rostro es una de las regiones más sensibles del cuerpo y puede sufrir cambios con la temperatura o el aire seco. Mantener la piel hidratada y protegida es el secreto para evitar molestias y mantener el nivel de hidratación natural. Para esto, sigue tu ritual de cuidado diario, desde la limpieza por la mañana hasta la hidratación por la noche, pasando por la protección solar, esencial en todas las estaciones para evitar posibles daños causados por la exposición y la luz emitida por las pantallas.

Mente sana

Después del baño y los rituales de autocuidado, disfruta y reserva unos minutos más para la mente.

En Naturalis Senses te invitamos a realizar las actividades que más te gusta, desde prolongar el cuidado del cuerpo, continuar leyendo ese libro increíble, escuchar música o meditar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Síguenos:

© 2021 Naturalis Senses