¿Cómo cuidar de la piel agrietada?

El mayor órgano del cuerpo humano es la piel. Una de sus principales funciones es proteger al organismo de bacterias, agentes corrosivos, realizar la termorregulación del organismo, además de actuar como receptora de sensaciones kinestésicas como: frío, calor, humedad, textura, entre otras.

Por lo general, algunas zonas de la piel pueden sufrir resequedad con el tiempo, debido a la inevitable exposición al medio ambiente y otros factores externos, llegando a agrietarse y afectar así sus principales funciones biológicas. Sin embargo, estableciendo una rutina de cuidados diarios, con productos especialmente diseñados para el tratamiento de la resequedad, puede restituirse el estado saludable de tu piel.

Limpiando la piel reseca y agrietada

Los jabones con un alto grado de alcalinidad en su fórmula, pueden eliminar los elementos grasos naturales de la piel, por lo tanto, estos productos contribuyen a la resequedad. El cuidado diario y constante con un producto que tenga componentes hidratantes, es fundamental para que tu piel reseca y agrietada recupere su docilidad y suavidad.

Moderando la exposición al sol cuando vayas a la playa

Diferentes estudios científicos han demostrado que la exposición excesiva al sol, incrementa la resequedad en la piel debido al efecto de los rayos UV, por lo tanto, la posibilidad de que tu piel se agriete aumenta considerablemente.
Usa de manera frecuente protectores solares que protejan tu piel en todo momento mientras te encuentres de vacaciones. Una vez estés de regreso a casa, te aconsejamos usar productos hidratantes para tu piel.

Moderando la exposición al frío en época de invierno

Al igual que el sol, las bajadas de la temperatura y de la humedad en época de invierno, pudieran afectar a tu piel, volviéndola reseca y escamosa. Es preciso humectar tu piel de manera diaria, preferiblemente con productos que no contengan olores y/o perfumes excesivos. Si aplicas una crema hidratante después de la ducha, tu piel podrá capturar la humedad de su misma superficie (epidermis). No olvides usar en la ducha, un jabón con bajo nivel de alcalinidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Síguenos:

© 2021 Naturalis Senses